Valor Humano

Feliciano López

Titulo del post, Feliciano López

Por Custodia Ponce

FOTOGRAFÍA: Victor López / Bb

Cuenta con 67 participaciones en torneos de Grand Slam, ocupa el cuarto lugar de más participaciones de la historia, y primero entre españoles. Sesenta y seis de estas participaciones han sido consecutivas, lo que lo sitúa como el tenista con más participaciones de Grand Slam consecutivas en la historia. En el 2005, se convirtió en el primer tenista español en alcanzar los cuartos de final en Wimbledon desde que Manuel Orantes lo lograra en 1972, ronda que repetiría en 2008 y 2011, y en el Abierto de Estados Unidos de 2015, siendo sus mayores logros en Grand Slam. En torneos Masters 1000 ha alcanzado cuatro veces las semifinales.

Participó en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 dónde sustituyó a Rafael Nadal en el cuadro individual. Finalmente cayó eliminado en octavos de final frente a Jo-Wilfried Tsonga, mientras que en el cuadro de dobles completó una buena actuación junto a David Ferrer a pesar de que terminaron perdiendo la medalla de bronce.2

Ha sido parte del Equipo de Copa Davis de España ganadora en tres ocasiones de la copa (en 2008, 2009, y 2011) junto a sus compañeros de equipo; Rafael Nadal, Juan Carlos Ferrero, David Ferrer, Tommy Robredo, Fernando Verdasco, Nicolás Almagro, y Marcel Granollers.

Su último triunfo en dobles junto a Marc López, en el Barcelona Open Banc Sabadell (2018)

Feliciano López besando una copa de campeón

Entre los pilares de Feliciano López se encuentran la salud, la amistad, la generosidad, la gratitud y, por supuesto, el tenis. Metódico, humilde y profesional, nos habla sobre las enseñanzas que el deporte le han proporcionado y los beneficios que este aportan al desarrollo personal.

Tú eres un hombre exitoso y has ganado muchos títulos, ¿qué es lo que más valoras en tu vida?
Es un tópico, pero la verdad es que la salud es algo que siempre he valorado mucho. Mi madre es enfermera y mi hermano y yo siempre hemos tenido mucha conciencia de lo importante que es tener salud. Además, me he dedicado al tenis profesional, donde hay un montón de lesiones. Yo he tenido la suerte de no lesionarme apenas haber disfrutado de una carrera larga.

Una de las cosas que más valoro en la vida
es la amistad.

¿Existe la verdadera amistad?
Sí, y es una de las cosas que más valoro. Debido a mi profesión he conocido gente increíble en diferentes sitios del mundo, y me siento muy afortunado de tener grandes amigos, porque no es fácil. Sé que siempre van a estar ahí pase lo que pase en mi vida y eso la verdad es que te da mucha tranquilidad.

Eres un hombre afortunado.
Lo soy.

Muchas veces decimos: «He tenido éxito». Pero ¿qué es el éxito para ti?
Es complicado. El éxito profesional, o en mi caso, deportivo, es muy efímero, porque cuando ganas un partido importante o algún título ese momento de felicidad dura muy poco. Cuando pasa el tiempo y vuelves a ver un vídeo o la noticia en algún sitio, lo valoras un poco más, pero en el momento no se disfruta tanto. Además, como cada semana tenemos un torneo diferente, a veces no te ha dado tiempo a disfrutar de un éxito cuando ya tienes que pensar en lo siguiente. Yo me considero una persona tan afortunada que cada día que me levanto lo pienso, soy consciente de ello, desde que era muy pequeño. En el deporte me puede ir bien o mal, porque he pasado, como todo deportista, momentos buenos y malos, pero en la vida siempre he tenido muchísima suerte. He tenido mucho más de lo que soñaba cuando era un niño. No puedo más que estar agradecido, la verdad. En ese sentido no tengo ninguna queja; no puedo, sería injusto.

Cuando tomas una decisión importante, ¿pides opinión o crees que cada uno debe ser consecuente con lo que hace?
Es una buena pregunta. Yo creo que a la hora de tomar decisiones hay que saber escuchar, pero también hay que tener ese instinto natural y esa fuerza interior para saber tomarlas. En mi caso, tuve que irme con catorce años de casa a vivir fuera: te vuelves muy independiente y tomas decisiones desde muy pequeño fuera del paraguas de tus padres y tu familia; eso te hace madurar mucho y ser una persona mentalmente fuerte.

Feliciano López jugando al tenis

Tu padre, sin saber de tenis, primero, se aficionó; segundo, aprendió y tercero, se hizo entrenador. ¿Tú crees que le has correspondido?
Eso es difícil de responder, habría que preguntárselo a él. Yo he hecho lo posible por corresponderle. Mi padre, como todo padre, tuvo que tomar decisiones importantes en su vida, entre ellas venir a vivir a Madrid por mí y por mi hermano, porque en Melilla, donde vivíamos, no teníamos las posibilidades que había en Madrid de jugar al tenis y entrenar en una federación como la de aquí. Decidió eso más allá de que a él los deportes le gustaran mucho. Se hizo entrenador también para enseñarnos a jugar desde niños. Yo he tratado de responderle lo mejor que he podido, intentando siempre ser profesional, hacerlo lo mejor posible y ser una persona dedicada y comprometida con la profesión; en ese sentido yo creo que mi padre se puede sentir orgulloso de mí.

Eres muy metódico, ordenado y organizado. ¿Eso ha servido para tu éxito?
En algunas cosas sí que soy ordenado y metódico, en otras, no tanto. Sin duda, para mi profesión me ha ayudado un montón. Creo que es de los deportes más sacrificados que hay, por muchos motivos, y sin ser una persona metódica y dedicada es muy complicado triunfar en el tenis, y menos en los últimos tiempos, cuando todo se ha vuelto mucho más profesional, todo está cada vez más estudiado y todo el mundo tiene muchos más medios para entrenar. El tenis es un deporte de repetición, bastante rutinario. Todos tenemos nuestras rutinas en general en la vida, pero en el deporte profesional, y en el tenis en concreto, ayudan mucho a tener éxito.

¿Cuándo empezaste a jugar al tenis profesionalmente?
En el año 97-98 empecé a jugar mis primeros torneos profesionales.

Ahora te pregunto ¿cuál ha sido el momento más duro de tu carrera?.
Con diecinueve años tuve una lesión en la mano. Hasta ese momento no había tenido nunca ninguna lesión importante. Tuve dudas de si me iba a recuperar, porque fue en la muñeca izquierda y yo soy zurdo. Tenía miedo de que el hueso no se soldara bien. Después de esa lesión no he tenido ninguna grave. Otro momento fue cuando perdí una medalla olímpica con David Ferrer en Londres. Lo recuerdo como una de las derrotas más duras quizás que he tenido, porque estuvimos a un punto varias veces de estar en la final, y luego perdimos al día siguiente para la medalla de bronce también.

Profesionalmente, ¿te queda algo por hacer?
Siempre quedan pequeñas cosas por hacer. Este año, por ejemplo, hemos vuelto a tener la oportunidad de ganar algo con la selección; estamos en semifinales de la Copa Davis después de unos años difíciles en los que no hemos jugado bien. Ganar otra vez la Copa Davis con mis compañeros y volver a darle ese título a España sería en este momento algo muy bonito.

Feliciano López posando

Si tuvieses que poner tres reglas en el deporte...
Yo vengo de un deporte donde la educación, el sacrificio, los valores, etc. están muy integrados y son totalmente necesarios. Un mal gesto, una palabrota o un insulto están muy, muy penados; los jugadores de tenis debemos tener mucho cuidado cuando estamos en la pista porque te pueden penalizar y puedes llegar a perder hasta el partido. Eso me gusta, porque también eres un ejemplo para mucha gente que te está viendo, los niños, etc. Me gustaría que otros deportes copiaran un poco eso, que fueran íntegros, que fingir una patada, por ejemplo, estuviera más penalizado. En ese sentido, el tenis, a mí y a todos mis compañeros nos ha ayudado mucho a tener un buen comportamiento, a ser una persona educada.

Respeto por el adversario,
eso en tenis es la regla nº 1

Entonces diríamos que respeto, educación...
Respeto por el adversario, eso en tenis es la regla número uno de siempre, desde que el tenis se inventó, y un buen comportamiento en pista. Esas dos cosas yo creo que son importantísimas, en el deporte y en la vida.

En el tenis, como en cualquier deporte, unas veces se gana y otras veces se pierde, ¿cómo te tomas eso?
Creo que lo más difícil del tenis es aprender a perder. Ganar a todo el mundo le gusta y el tenis es un deporte individual en el que hay torneos prácticamente cada semana de título profesional. Hay que asimilar que cada semana lo normal es perder, porque solo hay un ganador del torneo. Cuando uno empieza a jugar al tenis profesional o empieza a competir desde niño, tiene que aprender a lidiar con eso. La gente solo quiere ganar y ganar, parece que sea lo único importante, y también es importante saber perder para mejorar y para que cuando llegue el momento de ganar, poder disfrutarlo.

Eso te ayuda a prepararte y a tomar conciencia para en otra ocasión ganar...
Claro, el único que gana todas las semanas es Federer, y Nadal a veces, porque son muy regulares y muy buenos.

Ser solidario, en el sentido global de la palabra, ¿qué significado tiene para ti?
Creo que es parte importantísima de la vida, ser una persona generosa con los demás y solidaria dentro de lo que cada uno pueda aportar a la sociedad en general. En mi caso he tenido la suerte de que por ser un deportista profesional he podido ayudar a mucha gente y a muchos movimientos, siempre y cuando mi calendario me lo permite, y es muy gratificante, la verdad; a veces son detalles muy pequeños que para ciertas personas son mucho. La generosidad y la solidaridad son algo que la sociedad tiene que aprender; cuanta más gente solidaria haya en el mundo, nos irá mucho mejor.

Es parte importantísima de la vida,
ser una persona generosa con los demás.

¿Eres un hombre de tu casa? ¿Eres casero, como se suele decir?
Sí, cuando estoy en Madrid me gusta estar mucho en casa. Debido al tenis, he viajado tanto, y sigo viajando tanto, que aprecio mucho los pocos días que tengo al año para estar en mi casa y literalmente hacer lo mínimo. Estar tumbado en el sofá viendo la tele, una serie o una película son momentos que valoro mucho.

¿Has renunciado a algo importante por tu carrera?
Yo siempre digo que no, porque el tenis desde niño ha sido mi pasión y era lo que más me gustaba, entonces nunca he tenido la sensación de que me estaba perdiendo algo en mi vida por jugar al tenis. Yo salía del colegio, me iba a entrenar y otros niños tenían otra vida distinta, a lo mejor alguien puede pensar que mejor, pero yo creo que no; yo no siento que me haya perdido nada, al contrario, yo creo que el tenis me ha dado tanto, a todos los niveles, desde tan pequeño, que me ha dado mucho más. He tenido la suerte de, gracias al tenis, ver y conocer un montón de cosas que otros niños de mi edad no han podido en ese momento, así que al contrario.

Sabemos que cuentas con un gran número de victorias en tu trayectoria profesional, ¿cuál sería tu mayor victoria? No tiene por qué ser profesional.
Ser una persona apreciada y querida por la gente de tu profesión, eso sin duda es algo que valoro muchísimo, como deportista y como persona. Ahora que ya llevo tantos años jugando, que los compañeros me valoren como profesional me gusta y es gratificante, pero que la gente se quede con una buena imagen de mí como persona y dejar algo más que ser un buen deportista, también, porque al final deportistas buenos hay un montón.

¿Te arrepientes de algo?
De nada, la verdad. He tenido una vida soñada, no puedo arrepentirme de nada de lo que he hecho porque ha sido siempre con el corazón y he tenido una suerte tremenda desde muy chico. De todas las decisiones que he tomado en mi vida, unas han salido bien y otras mal, pero las que han salido mal no son como para arrepentirme.

¿Qué te gustaría añadir para los lectores de GraZie Magazine y esos chicos que comienzan, esas madres que te leen o esos padres que quieren dar un impulso a sus hijos?
No mucho, la verdad. Que espero que les guste la entrevista y puedan conocer un poco más de mí. Sobre todo me gustaría que se entendiera el sacrificio que conlleva ser deportista. Por otro lado, creo que ha sido una época espectacular para el deporte español.
Han pasado muchas cosas en España, ha habido temas que han cabreado mucho en general y el deporte ha sido como una ilusión para mucha gente, y creo que eso es muy bueno. Animo a todo el mundo a que haga deporte, porque es algo muy
importante para la sociedad; no lo digo porque sea deportista, ni mucho menos, pero a mí me ha enseñado mucho. Los gobernantes tienen que tomar nota; hay que apoyar mucho a los deportistas y a las federaciones para que los niños puedan hacer deporte y así, gracias a él, independientemente de que lleguen a ser profesionales o no, tener un montón de enseñanzas.

Poster de Feliciano López

 

Firma de Custodia Ponce

 

Por:Custodia Ponce

Ficha del autor:

Custodia Ponce

Custodia Ponce

Editora / Directora de GraZie Magazine

Comentario al autor


Grazie Magazine una revista de colección
^