GREEN RESILIENT SCHOOLS “EL MUNDO ESTÁ CADA VEZ MÁS URBANIZADO. MÁS DEL 50% DE LA POBLACIÓN MUNDIAL SE HA MUDADO DE ZONAS RURALES A CIUDADES – SIN NUESTRAS CIUDADES ESTAR PREPARADAS PARA DICHOS FLUJOS”.

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter

GREEN RESILIENT SCHOOLS

por la Fundación ICL Luis Alvarado & Ray Cazorla

El mundo está cada vez más urbanizado. Más del 50% de la población mundial se ha mudado de zonas rurales a ciudades – sin nuestras ciudades estar preparadas para dichos flujos. Mientras que las ciudades son los principales hubs de innovación, oportunidades y progreso, también son los principales puntos de contaminación en el aire, prácticas insostenibles, y retos climáticos y de salud pública. Y lo más importante las ciudades son, junto con las escuelas y colegios, donde nuestros hijos crecen y desarrollan su etapa de vida más importante. El sistema actual donde nuestros hijos crecen con mala calidad del aire no es sostenible y puede tener consecuencias nefastas en su salud y desarrollo, sobretodo en esos años cruciales.

Pero ¿y si pudiéramos ayudar a resolver parte del problema? Y si pudiéramos re-imaginar los espacios escolares donde crecen nuestros hijos para mejorar su calidad de vida y además luchar contra el cambio climático. Todos conocemos de sobra los patios de colegio de nuestras escuelas. Espacios de cemento, muchas veces sin adecentar y hostiles cuando los niños caen. En verano, concentran el calor exponiendolos a temperaturas altas, insolación y deshidratación. ¿Sabías que los últimos estudios nos dicen que crecer entre árboles, plantas y verde mejora las habilidades cognitivas de nuestros hijos a la hora de pensar? ¿Sabes cuál es el efecto isla de calor? El efecto isla de calor, mata cada año a miles de personas con deshidratación y golpes de calor. Crear espacios con árboles y sombra natural, ayuda a proteger de las altas temperaturas y del efecto isla de calor. ¿Y si pudiéramos combinar todos estos conceptos, y crear en nuestras escuelas incubadoras de aceleración de adaptación climática, contribuir a limpiar la calidad del aire de nuestras ciudades, mejorar los entornos y salud de nuestros hijos, y además empoderarlos para que de forma participativa re-imaginen y re-diseñen sus espacios de juego de forma resiliente?

Escuelas diseñadas de forma participativa con los niños, y que ellos lideren y se apropien de su propio espacio y proceso educativo. Escuelas con zonas de recreo verdes, árboles, oasis de vegetación, que proporcionen sombra natural para luchar contra el efecto isla de calor, limpien el aire y mejoran las habilidades cognitivas. Escuelas con acceso a agua potable, donde nuestros hijos aprendan a gestionar el agua como recursos valiosos acorde a la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. Y escuelas donde la educación participativa, el empoderamiento y la educación experiencial, vaya ligada a la lucha contra el cambio climático y a reimaginar un planeta y una sociedad sostenible y en equilibrio con el ecosistema de la Tierra.

Para ello, hemos puesto nuestros esfuerzos y nuestro vínculo y experiencia en la comunidad educativa para crear una certificación global, un proceso transformador y una red global para dar poder a las escuelas y a los niños y niñas para que sean los principales protagonistas del cambio. Desde ICL estamos muy orgulloso de crear el marco de las GREEN RESILIENT SCHOOLS, donde buscamos que las escuelas, a través de procesos participativos, de urbanismo y diseño táctico, y metodologías de co-aprendizaje y de educación no formal, re-imaginen sus espacios escolares, en especial sus patios de colegio, para convertirlos en zonas verdes, huertos, oasis resilientes con sombra natural, acceso a agua y vegetación, que luchen contra el efecto isla de calor, limpien la calidad del aire, reduzcan las emisiones de CO2 y mejoren las actividades cognitivas de nuestros hijos mientras crecen en entornos verdes en zonas urbanas. Además, las escuelas tendrán que elevar a los niños y niñas, para que sean estos quienes diseñen los patios de colegio junto con las escuelas. Una vez finalizado el proceso de transformación, daremos la oportunidad para que las escuelas ganadoras, creen paneles de niños y niñas, que presenten su iniciativa en los Parlamentos Autonómicos, Congreso de los Diputados, el Parlamento europeo y visiten diferentes empresas y organizaciones del sector privado y darles feedback sobre sus esfuerzos a la hora de mejorar su impacto climático. Todos sabemos que los niños no mienten, y tienen muy clara cual es la hoja de ruta. Desde ICL solo queremos crear el canal para que eso sea posible.

Escuelas diseñadas de forma participativa con los niños, y que ellos lideren y se apropien de su propio espacio y proceso educativo. Escuelas con zonas de recreo verdes, árboles, oasis de vegetación, que proporcionen sombra natural para luchar contra el efecto isla de calor, limpien el aire y mejoran las habilidades cognitivas. Escuelas con acceso a agua potable, donde nuestros hijos aprendan a gestionar el agua como recursos valiosos acorde a la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. Y escuelas donde la educación participativa, el empoderamiento y la educación experiencial, vaya ligada a la lucha contra el cambio climático y a reimaginar un planeta y una sociedad sostenible y en equilibrio con el ecosistema de la Tierra. Nosotros creemos que es posible y por eso te proponemos ser disruptivos, y reimaginar nuestras escuelas con los GREEN RESILIENT SCHOOLS. ¿Te unes a la conversación?

El programa Green Resilient Schools incluye tres ciclos y tres tipos de reconocimiento. Estos son Bronze, Silver y Gold. Las diferentes distinciones honoríficas dependen del estado de los proyectos climáticos en las escuelas, si estas están empoderando a sus alumnos para codiseñar estas iniciativas y espacios y si las escuelas están siendo capaces de medir y reducir su huella de carbono e impacto climático. Las escuelas que participen, y sean seleccionadas, recibirán placas honoríficas en reconocimiento de su labor, y formarán parte de la red global de Green Resilient Schools, una de las redes más exclusivas trabajando para que las escuelas sean vehículos de transición ecológica y climática. Además, la Fundación ICL trabajará para traer estas iniciativas escolares a los Parlamentos autonómicos y al Congreso de los Diputados, donde los alumnos puedan presentarlas y hacer recomendaciones a sus diputados.

La Fundación también trabajará para visibilizar las iniciativas en los distintos medios de comunicación, y las más innovadoras serán invitadas a la prestigiosa New York Summit, cumbre anual que reconoce y premia el liderazgo de la comunidad hispana. Por último, la Fundación creará vínculos y espacios donde los alumnos de distintas escuelas pioneras, visiten a actores del sector privado, y de la sociedad civil, presenten sus proyectos y hagan recomendaciones a dichas organizaciones en cambio climática y re-imaginación de modelos sostenibles. Queremos empoderar a las escuelas para que estas sean aceleradoras, incubadoras y motores de innovación para la adaptación y mitigación del cambio climático. ¿Quiéres que tu escuela forme parte de esta conversación mundial?

Más información en: www.fundacionicl.org

GraZie RECOMIENDA

Carrito de compra