Viajes

ISLANDIA, la última gran maravilla de la naturaleza

Cabecera de Islandia

La primera pregunta que todo el mundo te hace al volver de Islandia siempre es la misma: ¿Cómo has sobrevivido al frío? Y yo siempre les respondo que ni mucho menos es para tanto. Puede que los mapas le pongan muy arriba o que el hecho de ser una isla con escasa vegetación juegue en su contra, pero Islandia no es ni mucho menos como nos la habían pintado.

Hablamos de un país verde en su inmensa mayoría con maravillosas excepciones naturales. Glaciares, volcanes, cataratas, lagunas y géiseres emergen a nuestro alrededor para darnos idea de la última gran maravilla de la naturaleza que redunda en Europa.

Islandia es una isla con muchísimas peculiaridades. Su mejor carretera, la número 1, es como una línea de tren circular que rodea a la isla y llega a las localidades más recónditas. Un pueblo en Islandia puede estar tranquilamente compuesto por 100 habitantes y se sorprenderían al saber que en él van a encontrar un lugar donde alojarse yo les recomiendo los guesthouse, una escuela, un supermercado, una gasolinera y una piscina pública.

Mi recomendación para visitar Islandia son diez días y que hagan la ruta en coche que da la vuelta a la isla. Sepan que la gasolina está a casi dos euros, que la carretera es como una nacional antigua donde se va a 90 km/h, que todos los monumentos están señalizados con una especie de flor y que pueden encontrarse, más si nos acercamos al invierno, con tramos cortados que nos pueden dejar atrapados en una localidad algún que otro día.

Jesús en Islandia

¿CÓMO LLEGAR?

Todos los vuelos internacionales en Islandia aterrizan en la capital, Reikiavik. El aeropuerto está a media hora en coche y nuestra recomendación es no coger un taxi si no quieres perder los cien primeros euros del viaje. No hay trenes, así que la única opción son los buses. Un truco para que el vuelo sea directo, y consecuentemente más barato, es salir desde Alicante.Para volar hasta Reikiavik recomendamos hacerlo a través de WOW Air, una aerolínea de bajo coste y alto rendimiento con sede en Islandia, que viaja actualmente a más de treinta destinos en Europa y Estados Unidos.

Una vez llegados a Islandia, lo mejor es alquilar un coche porque os proporcionará mucha libertad y porque aparcar allí es facilísimo. Lo ideal sería coger un 4×4 con GPS y bien asegurado porque hay ciertos tramos complicados por todo el país. Los autóctonos parecen no tener mucha afición por conducir y las carreteras son aceptables para aquellos que se hayan acostumbrado a ir siempre en autopista.

¿QUÉ VER?

A una hora de distancia en coche desde Reikiavik tenemos gran parte de lo que el país puede ofrecer. Por ello se ofrecen viajes a Islandia de cuatro días, el llamado Círculo Dorado; nosotros recomendamos diez días, porque lo mejor y más increíble de Islandia está lejos de la capital.

THINGVELLIR NATIONAL PARK

Thingvellir National Park

A 45 minutos en coche se encuentra Thingvellir National Park, el lugar donde la placa tectónica europea y americana se separan. Hacer snorkeling en Silfra es una experiencia que hay que vivir. La cristalina agua se puede hasta echar un trago unida a las vistas de cómo chocan dos masas de tierra tan distintas entre sí merece mucho la pena. Me equiparon con un traje de neopreno que evitó que la fría agua me dejara «pajarito» y, junto a una instructora, pasé un rato más que agradable buceando.

• GEYSIR

Geyser

Después de esta experiencia, a escasos kilómetros se encuentra Geysir, el pueblo que da nombre al fenómeno volcánico y que siempre está lleno de visitantes. Me llamó la atención lo arcilloso del terreno al caminar y el olor fuerte que desprendían las aberturas volcánicas. Es un lugar para admirar dos o tres explosiones volcánicas, pero sin más misterio. En una hora se puede resolver con facilidad.

• CATARATA GULLFOSS

Catarata Gullfoss

Siguiendo esta misma ruta nos podremos encontrar con la poderosa catarata Gullfoss. Foss en islandés es catarata. Sería la primera de muchas que visité en un auténtico concurso que tienen allí montado para encontrar la más bella. Esta, en particular, tenía mucho caudal de agua, pero poca belleza más allá del salpicón y el empedrado camino de acceso.

• KERID CRATER

Kerid Crater

Y para terminar el día y ver la variedad de contrastes que ofrece Islandia, me adentré en el Kerid Crater. Este emplazamiento es el cráter de un volcán inactivo con una laguna interior. No fue el único que me encontré por el camino en este país. Pero quédense con el dato de todas las cosas que se pueden hacer en un día y la cercanía que guardan con Reikiavik.

• VOLCÁN THRIHNUKAGIGUR

Volcán Thrihnukagigur

Al día siguiente me acerqué hasta el volcán Thrihnukagigur. Dormido desde hace 4.000 años, la excursión consiste en descender 120 metros por el espacio por donde salió la lava y ver lo que queda dentro de él. Dura unas 3 horas y los minerales y formaciones rocosas internas son de película.
Por temas de seguridad, me equipé con un arnés de protección y con linternas para no perder detalle y al mismo tiempo estar seguro. Cuando finalizas el trayecto, los guías te proporcionan el típico caldo de cordero que viene muy bien para una excursión que requiere mucho esfuerzo físico.

• BLUE LAGOON

Blue Lagoon

De vuelta a Reikiavik hay una excursión que os quitará todos los dolores y males. Aunque esté muy masificado, dependiendo del día, acudir al Blue Lagoon siempre es una experiencia única en la vida. Su piscina a 39 °C al aire libre te dejará boquiabierto, y más si tenemos en cuenta que con la entrada tienes derecho a muchos servicios como una consumición gratis, cremas de arcilla para la cara e incluso una sauna.
Lo tienen todo muy bien montado y después de varios días de ajetreo físico con múltiples excursiones es el mejor regalo que uno se puede echar al cuerpo. Se encuentra a media hora de la capital y, atención, porque será la única autovía que nos encontraremos en todo el país.
Después de disfrutar de todos los atractivos turísticos de Reikiavik y el famoso Círculo Dorado, puse rumbo al este para alejarme definitivamente de la capital y no regresar hasta diez días después, con el fin de conocer todos los rincones que esconde Islandia.
La peculiaridad de los paisajes empieza a iluminar el camino. Comencé visitando el tríptico de cataratas que se me fue presentando por el camino. Las primeras son las de Selfoss, luego las de Seljalandsfoss y finalmente las de Skogafoss. En mi opinión estas últimas son las más espectaculares, por la instantánea en contrapicado que se puede tomar con la puesta de sol.

• GLACIAR JÖKULSARLON

Glaciar Jokulsaron

Cerca de Vatnajökull se encuentra uno de los atractivos más increíbles de toda Islandia: el lago glaciar Jökulsarlon o como los lugareños lo conocen, el lago de los icebergs. El nombre ya indica lo impresionante del paisaje que uno se va a encontrar en este lugar donde yo decidí hacer una excursión en bote, algo a lo que nadie se puede resistir por las increíbles fotografías que se pueden tomar en medio del lago.

El viaje duró una hora y, salvo en la Patagonia argentina, no encontrarás un paisaje tan poblado de formas espectaculares de hielo. Un consejo: el lago está pegado a una desembocadura que da al mar Atlántico y la playa está llena de trozos gigantes de hielo en proceso de descongelación. Aquí uno puede obtener una foto para el perfil de su Facebook a buen seguro.

• RUTA DE LOS FIORDOS

Ruta de los Fiordos

De Hofn, un pueblecito marítimo con un marisco impresionante, a Egilsstadir recorrerás una de las carreteras más increíbles del mundo, la «ruta de los fiordos». Si eres afortunado, podrás disfrutar de una carretera que se abre paso entre las nubes y podrás completar multitud de fiordos por el camino.
Dura entre 3 y 4 horas la ruta, y quizá sea de las más peligrosas, pero también es de las más bellas de todo Islandia. Cuidado, porque la niebla es muy traicionera y encontrarás algunos tramos que están asfaltados con gravilla.

• LAGO MYVATN

Lago Myvatn

Con muchos kilómetros a las espaldas, pero apreciando un enorme contraste entre los paisajes, llegué al lago Myvatn. Sin embargo, lo que más me gustó del entorno de este lugar fueron las pozas hirvientes de Namaskard.
Pese a su repugnante olor y la superficie pastosa y arcillosa, hay que decir que impresiona la imagen de esos pequeños geiseres, que hacen sentir como si estuvieses en el centro de la Tierra. Un último apunte: fue el mejor lugar que encontré en toda Islandia para ver las auroras boreales.

• TRINEO CON PERROS

Trineo con perros

Se trata de una actividad en la que los amantes de los perros disfrutarán de lo lindo por la gran cantidad de especies con las que cuentan y por el recorrido, con paisajes espectaculares. La excursión se puede hacer con nieve o sin ella, da igual, puesto que los caninos cuentan con un poderío físico que te deslumbrará.
Ten cuidado y sujétate bien a la carroza donde vas, porque los perros dan giros inesperados. Te aconsejo que te equipes con una GoPro para disfrutar aún más la experiencia y la sensación de velocidad que alcanzan. No les subestimes, porque son velocísimos.

• VUELO EN PARAPENTE

Vuelo en parapente

Pensamos que el parapente, desde nuestro punto de vista, es de esas experiencias que al menos hay que vivir una vez en la vida, y qué mejor que hacerlo en Islandia.
Podrás disfrutar del parapente aunque no tengas experiencia previa, pues en todo momento estarás controlado por un monitor especializado. En Islandia no hay reglas para realizar esta actividad: puedes volar y aterrizar donde quieras.

 

• ADENTRARSE EN UN GLACIAR

Adentrarse en un Glaciar

El concepto de meterte dentro de un glaciar escavado como si de una mina se tratase ya es posible hacerlo realidad en Islandia, pero es que hay más: dentro de él, te podrás encontrar una sala de conciertos, una capilla y multitud de postales que despertarán la envidia de todos tus amigos.
Por si fuera poco, la llegada es igual de espectacular o más...Primero te suben a un todoterreno con ruedas de tamaño monster para alcanzar una moto de nieve que te llevará al glaciar.
Justo antes de entrar en este monstruo, desde lo más alto de Langjökull podrás divisar gran parte de Islandia si el día es soleado, lo que te dejará una postal inolvidable y una aventura digna de contar a tus amigos.

ARTÍCULO y FOTOGRAFÍA: Jesús Buitrago
Periodista apasionado de los viajes, con miles de kilómetros de experiencia a sus espaldas tras recorrer los 5 continentes.

Jesús Buitrago y su equipo en motos de nieve

 

Firma de Jesús Buitrago

Por:Jesús Buitrago

Ficha del autor:

Jesús Buitrago

Jesús Buitrago

VIAJEROS POR EL MUNDO


Grazie Magazine una revista de colección
^