Compromiso Social

Meirav Kampeas-Riess / LOS VALORES DE LA INFANCIA CRECEN CONTIGO

01 Meirav Kampeas-Riess_GraZie Magazine_Custodia Ponce

Para quien no me conoce, me llamo Meirav Kampeas. Sí, un nombre menos habitual aquí, en España. Nací en Israel, unos de los países más bellos, históricos y conflictivos de este mundo. Crecí en un lindo kibutz llamado Nitzanim, en unas de las mejores maneras de convivir con los demás prácticamente todo, como una especie de comuna. Compartimos espacios, ropa y calzado. Los mayores trabajaron y ganaron por igual, cada uno se preocupó y se ocupó del otro. Mi infancia fue libre y feliz.

También me tocó servir en el ejército dos años de mi vida. Con diecinueve años dejé la casa de mis padres y salí al mundo real para servir a mi país.

En ese momento, sin saberlo, estuve muy bien equipada de decenas de valores como compartir, el respeto al prójimo, el valor de la familia y la vida en comunidad, y el trabajo.

Estos valores me ayudaron a afrontar mis primeras experiencias en el mundo real lejos de mis padres, mis tres hermanos y mis queridos abuelos. Tuve que atravesar momentos tristes, duros pero también bonitos, que me influyeron como persona.

02 Meirav Kampeas-Riess_GraZie Magazine_Custodia Ponce

Pasaron los años y, cómo no, me tocó decidir qué quería ser de mayor. Tenía que elegir qué estudiar en la universidad. Y yo lo tenía muy claro: «Voy a ser maestra de educación especial». Era una de las decisiones más importantes de mi vida.

Cómo ayudar a estos niños que, sin elegirlo, nacieron a este mundo con dificultades físicas y mentales. Desarrollar en ellos autoestima y ganas de salir adelante a pesar de la dificultad. Seguro que estáis preguntando…

¿Por qué os cuento todo esto de mi vida?
Todos estos valores que están reflejados en nosotros como adultos hoy en día los hemos mamado de las personas más cercanas en nuestra vida: nuestros padres y abuelos.

Y aquí empieza la verdadera historia que quiero trasmitiros.

A mi lado siempre me acompañó (y sigue acompañándome) mi querida abuela Edith.

Ella es mi gran heroína y el gran aprendizaje en esta vida.

Llegó a sobrevivir al Holocausto y a unos de los lugares más terribles que construyó el ser humano: el campo de Auschwitz.

Nunca quiso contar todo lo que pasó ahí, era tan horrible y vergonzoso… Yo simplemente crecí a su lado. La observé muchísimo. Cómo caminaba con la cabeza bien alta, cómo hablaba con un tono de voz suave pero a la vez lleno de sabiduría y firmeza. Cómo mantenía siempre la positividad y el optimismo en su vida, pero sentí que tenía que saber más, investigar, escuchar y hablar de su vida.

 

Hoy en día, después de vivir dieciocho años en España, tener dos hijos adorables y trabajar largos años en el mundo de la educación, sé que es mi misión. Y esta misión salió adelante hace casi dos años. Decidí afrontar mi mayor miedo, escuchar la historia completa de mi abuela, vivirla en primera persona, convertirme en escritora y trasmitirla al mundo.

En un verano caluroso, hace más de dos años, viajé a Israel con mis hijos para visitar a mi familia. Pero ya con la conciencia muy clara de entrevistar a mi abuela, que tenía entonces noventa y cuatro años y sería la primera y última vez que le haría pasar otra vez esa tortura. Uní a toda la familia a esta misión y juntos empezamos a buscar fotos y cartas.

Pero la parte más dura era encender la cámara y empezar a escuchar el testimonio.

El proceso duró unos días largos y muy emotivos. Después, como en cada visita, llegó el momento de la despedida, que siempre me cuesta tanto. Subí al avión rumbo a casa, ¡a Madrid!

Al llegar a casa, avisé a todos mis amigos y familiares que estaría unos días largos desconectada (literalmente) del mundo. Y así fue… Bajé las persianas, me rodeé de todas las fotos y las cartas que encontré en la casa de mi abuela, cerré los ojos y abrí mi corazón de par en par. Creo que era la experiencia más dura, emotiva e importante en mi vida.

De repente, muchas piezas de mi mundo personal, las perspicacias, la visión y los conocimientos formaron cuerpo nuevo. Empecé a tener un nuevo porqué y para qué en mi vida. Después de un proceso largo, nació El pequeño libro de los grandes valores, editado por Alienta (Planeta), que me ha dado la oportunidad de dar voz a muchas personas que ya no pueden contar la verdad y las barbaridades.

Yo encontré mi misión. Voy a intentar mejorar este mundo a través de la peor pesadilla de la humanidad, el Holocausto, y lo convertiré en abono. Y creo que la mejor manera será, cómo no, a través de la educación y el ejemplo.

03_Meirav Kampeas-Riess_GraZie Magazine_Custodia Ponce

En mis conferencias, que empecé a dar en colegios y empresas, hablo de la importancia de la memoria histórica para no volver a cometer los mismos errores y la educación en valores como la familia, la empatía y la compasión, la resiliencia y el valor de empezar de cero en la vida.

Cada uno de nosotros es la llave para mejorar este mundo a través de pequeños gestos y acciones.

Os invito a seguirme en el próximo capítulo, que ahí ampliaré con más anécdotas, ejemplos y consejos para una vida más plena.

Es un gran placer tener este espacio para compartir con todos ustedes.

¡Hasta pronto!

Siempre GraZie

04 Meirav Kampeas-Riess_GraZie Magazine_Custodia Ponce

Meirav Kampeas-Riess

Los valores son el eje de la educación. Por esto, los beneficios de los derechos de autor del libro "El pequeño libro de los grandes valores" van destinados íntegramente a la ONG Mensajeros de la Paz

 

Firma de Merav Kampeas-Riess

 

05_Meirav Kampeas-Riess_GraZie Magazine_SUSCRIBETE_Custodia Ponce

 

Por:Meirav Kampeas-Riess

Ficha del autor:

Meirav Kampeas-Riess

Profesora de Infantil, excritora y conferenciante

Grazie Magazine una revista de colección
^