^

Vida y OcioCompromiso Social

¿Nos Falta Tiempo?

Talento adolescente / Grazie Magazine

Te despiertas un buen día a eso de las 8 para “aprovechar bien” el día. Desayunas, te das una ducha, sacas a tu perro a pasear un poco, contestas un par de Whatsapps y…¡horror! ¡son las 10 casi! Ya vas arrastrando esa sensación durante todo el día. El trabajo, el transporte, los niños, hacer deporte, el hogar y ¡corriendo a clase de yoga! (a ver si allí respiras…)

Actualmente nos vemos sumidos en una vorágine de estrés y tareas, donde no hay cabida para el ocio o el placer, que lo mínimo que nos provocan es una enorme sensación de que la vida, la de verdad, se nos escapa entre los dedos. Pasamos buenos momentos con gente a la que queremos pendientes de las manillas de un reloj. Qué triste: “te quiero, pero ya ha terminado mi momento del café, vuelvo a mi remolino”. Y en ocasiones sucede lo contrario y nos sorprendemos en un día libre de compromisos empleando horas y horas absortos en la pantalla de nuestro Smartphone.

“Me faltan horas al día” es una de nuestras frases favoritas. Lo que pocas veces nos decimos son otras verdades como las consecuencias que esto tiene en nuestras vidas. Por supuesto, hablamos de salud: se nos desajustan los niveles hormonales, hay más posibilidades de comer rápido y mal, pasamos mucho tiempo frente a pantallas y somos mucho más sedentarios que hace unas décadas. Sin embargo, esto no acaba aquí. Estamos arriesgando algo tremendamente fundamental en la persona: su habilidad y necesidad social. Damos por hecho que otros estarán ahí siempre y priorizamos largas listas de tareas frente a los vínculos de pareja, con los hijos o los amigos. Descuidamos incluso nuestros propios intereses, ¿elegir entre ir al gimnasio y enviar los mails? El trabajo es lo primero que es lo que “nos da de comer”.

¡No! ¡Basta! Necesitamos una revolución personal. Tú eres tu prioridad número uno. Y de eso se trata la base y todo: de prioridades, no de tiempo. El mismo tiempo tenemos todos, entonces ¿por qué hay quiénes sí logran ese tiempo que todos buscamos? porque saben priorizar.

Por ello, hoy te traigo algunos tips para que puedas mitigar esa sensación tan nociva para ti de falta de tiempo.

1. Recordemos que el primer peligro es tu sensación. No te falta el tiempo, lo tienes, pero sí tienes una sensación negativa asociada a él. Por ello, mi primera propuesta es que cuando notes que esa vocecita empieza a atacar te digas “tengo tiempo suficiente”. Esto aliviará tu mente y, consecuentemente, todo lo que controla sobre el cuerpo.

2. Prioriza como importante o urgente. Lo urgente no es aplazable, lo importante sí. Esto reduce nuestra lista de tareas. Enfocaremos toda nuestra energía en lo que tiene que ser resuelto sí o sí ya.

3. Reserva tu momento. No ajustes todo tu horario y sitúes esa actividad que te apasiona en un hueco minúsculo que te sobra en la semana porque ni lo disfrutarás igual, ni te gustará tu vida. ¿Qué vida merece 30 minutos de brillo en los ojos de los 10.080 que hay en una semana? Prioriza tu bienestar y tu sonrisa.

4. Di “no” más a menudo. Es muy sano usar esta palabra desde el respeto, pues te respetas tú primero estableciendo límites. Gran parte de nuestros sentimientos de infelicidad tienen su germen en la falta de asertividad. ¿Compromisos? sí, pero solo si te apetecen. Está bien cumplir alguna vez, pero no regalar tiempo dejándote de nuevo tú a la cola.

No olvides que el tiempo es lo más valioso que tenemos, y ni retrocede ni vuelve. Solo depende de nosotros elegir cómo invertirlo, cómo desperdiciarlo o qué hacer con él. Y ni siquiera sabemos cuánto estaremos aquí. Pero, ¡qué demonios! sea cuanto sea ¿no será mejor vivir de una manera que realmente merezca la pena?.

Sandra Gómez Marrupe

Desarrollo y Potencial Adolescente

www.talentoadolescente.com

www.sandragomezmarrupe.com

 

 

 

 

 

 

By: GraZie Magazine

Grazie Magazine / Encuentrame