Juan Oiarzabal. La leyenda sobre el lienzo del Himalaya

Bajo cero. Más de treinta grados. La tensión que se respira en el ambiente se contradice con la belleza del paisaje.