^

Espectáculos

The show must go on

La frase ha adquirido una relevancia y un significado distintos después de la canción de Queen. Sin embargo, esta expresión ya se utilizaba en el mundo del espectáculo mucho antes del disco de los británicos.
Originalmente esta expresión exaltaba el pundonor de los artistas que, a pesar del sufrimiento físico o emocional, se sobreponen para continuar divirtiendo al público. O lo que es lo mismo, ocultar tu sufrimiento en el escenario y que tu cara no refleje lo que llevas dentro.
Podemos trasladar la situación a algún aspecto de nuestra vida. Por ejemplo, conseguir que no nos afecte el sufrimiento a nuestra vida laboral. Todos hemos trabajado alguna vez con dolores de cualquier tipo y hemos aguantado una larga jornada estoicamente. Pero no debemos pensar que en todos nuestros ámbitos la solución sea callar y guardarnos las penas, porque el sufrimiento es un producto explosivo que te hará reventar cuando menos te lo esperes.
El estribillo del emotivo tema de Queen dice: «El show debe continuar. Por dentro mi corazón se está rompiendo. Mi maquillaje puede estar descascarillándose, pero mi sonrisa aún sigue ahí».
Me parece una letra muy emocionante, pero no un ejemplo a seguir en todas las facetas de nuestras vidas. Quizás habría que saber algo más sobre la canción.
Fue la última canción del último disco que Freddie Mercury grabó con Queen. Se considera su canción de despedida, puesto que estaba a punto de morir de SIDA, pero sabía que su obra quedaría por siempre, como dice en una de las estrofas: «Mi alma está pintada como las alas de las mariposas. Los cuentos de hadas del ayer crecerán pero no morirán».
Lo que dice la letra de la canción The show must go on no es «la vida continúa» después de vivir un hecho traumático. Aunque, si ese es tu caso, sí que suscribo el consejo con todo mi corazón.

Carlos Arroyo Cobos

The show must go on / GraZie Magazine

 

By: GraZie Magazine

Grazie Magazine / Encuentrame