El Real de la Jara

por Custodia Ponce | Custodia Ponce, Viajes

Cada vez son más los que descubren que a tan solo 45 minutos de la capital andaluza y en plena Sierra Morena se halla esta pequeña localidad sevillana que cautiva nuestros cinco sentidos desde hace siglos, cuando incluso enamoró hasta al mismo rey Alfonso XI. Desde entonces, su nombre no evoca solo a sus campos de jara, sino también a su condición real. 

El Real de la Jara es naturaleza y otoño con las setas de temporada, las rutas en bicicleta, los paseos por los senderos del GR-48 o la Vía de la Plata, o el olor a buñuelos con chocolate.

El Real de la Jara es fauna e invierno cuando llega su rito de la Matanza del cerdo ibérico, se degustan carnes a la brasa o se conocen los animales de nuestra zona a través de las esculturas de Rafael Díaz que decoran nuestra travesía. 

El Real de la Jara es color y primavera al ver pastar al ganado en el campo, al sonar la banda con sus procesiones de Semana Santa y saborear sus dulces como las flores con miel. 

El Real de la Jara es fiesta y verano cuando en la noche de San Juan se celebran los tradicionales Pirulitos, se baila en nuestra Feria de San Bartolomé en agosto o se descansa del jaleo con un baño en nuestra Piscina Municipal. 

 width=

Sin embargo, lo mejor es conocer a su gente. Te acogerán como uno más desde el primer día.

A El Real de la Jara podrás acceder con facilidad a través de la Autovía de la Plata (A-66). Solo tras 7 kilómetros de carretera secundaria, te adentrarás en un entorno natural que abraza las blancas calles de esta localidad en la que varias civilizaciones dejaron huella en el patrimonio del que se puede disfrutar en la actualidad. 

El Real de la Jara se halla a los pies de la Vía de la Plata, sendero de gran relevancia en la época romana que hoy es enclave de paseos, rutas en bicicleta, leyenda acompañada de fortalezas y paraje para desear quedarse siempre entre aguas cristalinas, aire fresco, explosión de color de sus flores y cantar de aves. 

Sin embargo, este no es el único sendero del que podrás disfrutar si descubres El Real de la Jara. Por ella, también pasan las etapas 4 y 5 del GR-48, que en parte coincide con su ruta de El Batrocal. Transitable a pie, y en gran parte en bicicleta, esta ruta es ideal para compartirla en familia. Desconecta de la rutina haciendo deporte, degusta una buena carne a la brasa en el área recreativa de la Ribera del Cala, descubre paisajes geológicos únicos, conoce nuestro entorno en el Centro de Interpretación, divisa las dehesas que acogen al cerdo ibérico … llena tu tiempo de momentos que siempre permanecerán en tu recuerdo y en el de los tuyos. 

Una vez en el pueblo, la iglesia de San Bartolomé, de estilo mudéjar, la Ermita de Nuestra Señora de los Remedios, la Plaza de Andalucía y las distintas esculturas de la fauna local creadas por el escultor realeño Rafael Díaz son paradas obligadas. Al igual que sus restaurantes y bares te permitirán refrescarte y probar los productos típicos de la zona: gurumelos, migas, guarrito frito, jamón o quesos caseros.

Todo esto y más se puede divisar desde el Castillo medieval que corona la localidad y que ha sido recién adaptado para el acceso de personas con movilidad reducida. Se trata de una majestuosa construcción con unos 2000 metros cuadrados de Plaza de Armas, que no solo sirve como auditorio, sino también de espacio para abstraerse, evadirse del mundo y dejar volar la imaginación entre historia y unas inigualables vistas del paisaje y del cielo nocturno, pues esta localidad además es considerada Reserva Starlight a nivel internacional.

El Real de la Jara (Sevilla) ESPAÑA

T. +34 954 733 007

http://www.elrealdelajara.es/es/turismo/informacion-general/

Sobre la autoría

Como CEO de GraZie Magazine, mi misión es transformar y elevar el concepto de la comunicación, convirtiendo nuestras publicaciones en un referente dentro de su nicho. Esto no trata solo de mantenerse al día con las últimas tendencias, sino de innovar y buscar nuevas formas de contar historias que realmente importan y nos conduzcan a un estado de reflexión. Estoy comprometida a liderar con una visión clara y estratégica, enfocada en el crecimiento sostenible y la innovación constante.

En mi rol, tengo el privilegio de coordinar y motivar a un equipo increíblemente talentoso y comprometido con este magazine. Juntos, hemos incrementado nuestra base de lectores de manera significativa y fortalecido nuestra presencia en el mercado, con la mirada puesta en expandirnos aún más. Nuestro enfoque está en crear contenidos relevantes y atractivos que no sólo informen, sino que también inspiren y conectan profundamente con nuestra comunidad.

Mi amor por la comunicación no se detiene aquí. Estoy dedicada a seguir aprendiendo y creciendo en este apasionante campo, siempre buscando nuevas formas de mejorar y ofrecer lo mejor a nuestros lectores. La comunicación no es solo una profesión para mí; es mi vocación y mi pasión.

Ir al contenido