UNA CUESTIÓN DE PERSPECTIVA. En el oeste de la península ibérica se fue forjando durante siglos un camino que ha llegado a convertirse en uno de los más importantes del mundo, la Vía de la plata

Sin duda el Real de la Jara fue testigo de la consolidación de la Vía de la Plata como primer camino jacobeo desde las grandes comunidades cristianas del Sur peninsular (Granada, Sevilla, Córdoba, Cádiz y Mérida) bajo dominio musulmán