EL INTRUSO INADVERTIDO. La presencia del microplástico en nuestra alimentación no solo se restringe a productos provenientes del océano; se han encontrado rastros de este en la miel, la sal marina y la cerveza.

Es un hecho que alrededor de 78 millones de toneladas de empaquetado hecho en plástico es producido cada año, y que alrededor de un tercio (32 %) es desechado en el medio ambiente